30 de diciembre de 2019

Año nuevo 2020


2020
Año que llega con un número
que se repite quizás, 
para que pensemos todo dos veces. 
Tal vez, la cuestión es no pedirle tanto
sino más bien, darle mucho
para y por nuestro bienestar.
Yo le pido mucha luz y salud,
física y mental.
Le daré a cambio, amor y paz…
Le pediré que ilumine al mundo
y a sus gentes…
Le daré reposo y sabiduría…
Le pediré campos verdes, 
ríos caudalosos, montañas
y bosques exuberantes…
Le daré conciencia de ahorro 
y de cuidados extremos a su salud…
Le enviaré luz y fuerza cuando lo aceche
la oscuridad…
Si, querido 2020, mereces ser amado.
Yvette Ruben

13 de diciembre de 2019

Surrealismo

Ocurre, que cuando no estoy contigo
me encuentro en un mundo sin sentimientos.
Es que apurados, se fueron a comprar cosas inútiles 
y se olvidaron del amor.
Hay luces artificiales porque no las hay
en las almas.
Todos corren sin destino definido
y me encuentro perdida entre la multitud,
porque no estás y eres el amor que busco…
Te encuentro sentado con la mirada perdida
mirando hacia el horizonte.
Me siento a tu lado,
mi mano en la tuya,
la mirada en tu mirada.
Caminamos juntos buscando la salida,
está demasiado oscuro 
a pesar de las luces de neón.
Yvette Ruben

12 de noviembre de 2019

Escúchame...

Amigo desconocido,
solo por un tiempo
te regalo mi vida.
Así conocerás el amor
y sabrás cómo vivir
con riqueza espiritual.
Sabrás también,
que todos seremos olvido
cuando se cierre la puerta 
de la vida.
Tan pronto me la devuelvas,
no olvides el amor
que hay en ella…
Si acaso no lo viste,
es porque no cavaste hondo
y te quedaste en la superficie
que es el lugar donde vives.
Yvette Ruben


8 de noviembre de 2019

¿Dónde estás?

No sé dónde buscarte,
en que galaxia estarás
esperando mis palabras.
Llegarán si las envío con el viento
o energía solar?
Serán susurros incomprensibles
por la ansiedad de expresar 
lo que el día trae 
y la noche se lleva?
Dónde encontrarte 
si resides en el aire
y dormitas en nubes errantes
en el cielo que miro para divisar
tu alma de amor puro y añejo.
Tal vez caminas entre la muchedumbre
y te escondes del tormentoso mundo
carente de amor y enriquecido
con lo superficial.
Dónde te busco, dónde te encuentro?
Quizás yaces en mi 
y guías el camino,
o quizás mi alma,
 eres tu, un ángel.
Yvette Ruben

5 de noviembre de 2019

Todavía...

Todavía hay tiempo para vivir
y amar.
Todavía está el mar y la arena,
el amanecer y el rocío,
la luz y el atardecer,
la noche y su magia.
Todavía hay tiempo para imaginar
y creer, 
para perseguir los sueños
y a la luna conquistar.
Todavía hay tiempo…
Aún hay estrellas en el firmamento…
Yvette Ruben

23 de octubre de 2019

Nido

Veo las gaviotas cruzar los cielos
y voy detrás de ellas
sin rumbo fijo.
Perdí mi nido y lo busco
entre mares y montañas.
Tal vez, esté dentro de mi
viajando libre de equipaje.
Volaré hasta donde el viento me lleve 
porque no hay vacío en mi alma 
llena de esperanzas.
Y es que en las alturas
no hay materia ni posesiones
y la riqueza, que llevo en mi pecho,
para vivir me alcanza.
La vida es aire y mi tiempo, infinito…
Yvette Ruben

23 de septiembre de 2019

Pueblito Viejo

¡Qué bello país tenemos!
Valles y montañas, ríos y mares,
colores, aromas y gentes laboriosas. 
No permitamos que lo destruyan,
que sus aguas se sequen 
y los verdes languidezcan.
Que la música se escuche en las calles
y se refleje en rostros alegres y frescos.
Qué bello país tenemos
y lo hemos olvidado.
No volemos tanto y tan alto, 
que la belleza, está aquí no más,
al alcance de nuestra mirada.
Yvette Ruben









24 de agosto de 2019

20 de agosto de 2019

Vivir

Vivir con arte, 
es festejar la vida, 
acariciar el alma de los necesitados
y agradecer el existir.
Apreciar la belleza que no se muestra ni presume.
La belleza la crea el alma,
no existe de por sí.
Aprender del sabio y comprender al ignorante.
No derrochar palabras vacías sino anidar amor.
Vivir con arte,
es ser humilde ante lo grande
y ser grande con humildad.
Es otorgar, no exigir.
Vivir con arte, 
es escuchar y entender
el silencio a tu alrededor.
Amanecer con el sol
y soñar con la luna.
Vivir con arte,
es saber vivir.
Yvette Ruben

21 de julio de 2019

Contemplación

Una imaginación millonaria
cubre, disfraza y envuelve
mi sobriedad y gusto 
como forma de vida.
Nada es comparable a la contemplación
de las cosas maravillosas
que suceden en nuestro entorno.
La buena lluvia, las ricas cosechas,
los paisajes, cultivar la tierra…
Por momentos, retirarse del mundo
y adentrarse en los bosques,
contemplar la luna y las flores silvestres,
los atardeceres frente al mar.
Por eso, busco amigos de corazón sencillo,
que no estén sofocados por la ambición.
Posiblemente, esa sea la verdadera existencia.
Yvette Ruben

11 de julio de 2019

Adiós Cartagena

Qué difícil dejarte Cartagena,
ese olor a gardenias y mares,
esa música de cascos
taconeando en calles coloniales,
angostas y evocadoras.
Artesanos, guitarras y bailarines,
poesía en colores.
El tiempo me impide meterme
en tu alma y descubrir el secreto
de tu magia misteriosa.
Tal vez, sea ese desorden ordenado
y esa relajación para vivir 
y respirar el atardecer 
entre el cielo y el mar.
Regresar a ti, 
es mi gran sueño.
Yvette Ruben

9 de julio de 2019

Modelo - Cartagena -

Desea ser modelo,
quizás no de pasarela sino,
de la vida en la calle,
pues eso es lo que conoce
y disfruta en libertad.
Sin maquillajes mentirosos, 
ni horas extenuantes 
frente a una cámara 
y, desechable,
cuando el capullo en flor
se arrugue.

De alma y corazón,
le deseo que siempre
sea fresca, auténtica
como la conocí.
Que no busque la fama
ni los halagos fáciles
y que no se deje atrapar
por la codicia del hombre.
¡Suerte!, querida Skyris.



Yvette Ruben


6 de julio de 2019

Juan del Mar - Cartagena



Ay, Juan del Mar, qué bello eres
y que frescura tienes;
como el agua de coco y dulce,
como un níspero en cosecha.
Quizás eres el alma de Cartagena,
que vigila su sueño
y protege sus secretos.
Coqueto como se debe ser,
el sabor es tu esencia
y con tu cuerpo atlético
y sensual como sirena de mar,
regalas tu canto y aromas,
de noche, todas las noches.
¿Eres real o un espíritu
danzante entre las sombras
de esta hermosa y mágica ciudad?
Yvette Ruben