Café Poema

Cuando los sueños se convierten en poesía…


13 de diciembre de 2010

El amor - PARA EL LIBRO




Venus de Milo


La Afrodita de Milos (griego: "Αφροδίτη της Μήλου"), más conocida como Venus de Milo, es una de las estatuas más representativas del periodo helenístico de la escultura griega, y una de las más famosas esculturas de la antigua Grecia. Fue creada en algún momento entre los años 130 y 100 a. C., y se cree que representa a Afrodita (denominada Venus en la mitología romana), diosa del amor y la belleza;2 mide, aproximadamente, 211 cm de alto.
Esta estatua fue encontrada en MiloIslas Cícladas3 , desenterrada por un campesino y vendida a Francia entre 1819 y 1820. El precio que el campesino pedía por la escultura era demasiado alto, y Dumont d'Urville —viajero que realizó una parada en este lugar—,4 no llevaba el dinero suficiente como para comprarlo, por lo que recurrió a un embajador francés en Constantinopla, quien accedió a comprarla. Sin embargo, anteriormente el campesino había acordado venderla a los turcos, lo que inició un conflicto por la posesión de la estatua.5 6
La escultura fue hecha en mármol blanco, en varios bloques cuyas uniones no son visibles, en un tamaño ligeramente superior al natural; se desconoce su autor,1 pero se cree que pudiera ser obra de Alejandro de Antioquía. Esta escultura posee un estilo característico del final de la época helenística,7 que retoma el interés por los temas clásicos al tiempo que los renueva. El aspecto clasicista de sus formas hacen suponer que su autor, desconocido pese que en su base aparecía la firma de un escultor, se inspiró en la estatua del siglo IV a. C. de Lisipo, la Afrodita de Capua.
Wikipedia







                       El nacimiento de Venus -Sandro Boticelli


Este espacio virtual no fue creado con la finalidad de resolver inquietudes de los lectores o visitantes. Sin embargo, me complace el hecho de recibir mensajes, tanto de hombres como de mujeres que buscan en mí una respuesta a sus preocupaciones o dudas.


¿Los Hombres son de Marte y las mujeres de
Venus?
No he leído el libro de John Gray, y por alguna razón no he sentido ningún interés en hacerlo, quizás porque con el título me basta.





Sí creo que los hombres son de Marte y nosotras las mujeres somos de Venus y pienso, que afortunadamente es así.
Tal vez el sentido de ese título, radica en las diferencias de prioridades que existen entre los dos, ya sea por razones hormonales, culturales, de educación o genética.

En mi concepto algunas de las diferencias están en lo siguiente:


El hombre es racional, la mujer visceral.


El hombre tiene el corazón donde está su trabajo, la mujer, donde está el amor y el hogar.

El hombre no puede amar si no tiene una meta en su vida. La mujer no puede tener una meta si no se siente amada.


Para el hombre los bienes materiales significan “Poder”, para las mujeres significan  “Hogar”. 


Al hombre, poco le gusta hablar y escuchar, y a la mujer le gusta hablar y ser escuchada.


Los hombres siempre desean ser reconocidos por su virilidad, la mujer por su feminidad.


Hay muchas más diferencias entre ambos sexos y no creo que estas sean las razones para tener desavenencias en una relación, al contrario, son complementarias.


De nuevo pienso que afortunadamente los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, de ahí nace esa sublime atracción.
Espero que éste análisis tan personal, sea de alguna ayuda para reflexionar sobre él.
Yvette R. Alfandary
         Sandro Boticelli- Nacimiento






            Adonis- Museo Louvre



Origen de su culto
Adonis estaba ciertamente basado en gran parte en Tammuz. Su nombre es semítico, probablemente su etimología se remonte al antiguo semítico ādōn, ‘señor’ que también fue usada, como «Adonai», para referirse a Yahveh en el Antiguo Testamento. Cuando los hebreos llegaron a Canaán, se les opuso el rey de los jebusitas, Adonizedek, cuyo nombre significa ‘señor de Zedek’ (Justicia). Pero como no hay rastro de culto semítico alguno directamente relacionado con Adonis, ni tampoco ningún mitema específico relacionado su mito griego en las lenguas semíticas, investigadores griegos y de Oriente Próximo han cuestionado esta relación (Burkert, p. 177 nota 6 bibliografía). La relación en las prácticas religiosas es con su equivalente mesopotámico, Tammuz:
Las mujeres se sientan en la puerta llorando por Tammuz, u ofrecen incienso a Baal en los tejados y siembran agradables plantas. Estas son las únicas características del culto a Adonis: un culto confinado a las mujeres que se celebra sobre tejados planos en los que se ponían fragmentos sembrados con verde ensalada que germina rápidamente, jardines de Adonis... el clímax es el ruidoso luto por el dios muerto.
Burkert, pág. 177
Adonis era adorado en religiones mistéricas secretas: hasta la época del Imperio Romano (en Luciano de Samosata, De Desa Syria VI) ninguna fuente escrita menciona que las mujeres eran consoladas por un Adonis revivido. Las mujeres atenienses plantaban «jardines de Adonis», hierbas de crecimiento rápido que crecían de las semillas y morían. El Festival de Adonis era celebrado por mujeres a mediados del verano plantando hinojo y lechuga, y granos de trigo y cebada. Las plantas brotaban pronto y se marchitaban rápidamente, y las mujeres lloraban la prematura muerte del dios de la vegetación (Detienne 1972).
«En Grecia», concluye Burkert, «la función especial del culto a Adonis es como oportunidad para la expresión incontrolada de emociones en la estrictamente restringida vida de las mujeres, en contraste con el rígido orden de la polis y la familia en los festivales femeninos oficiales en honor de Deméter
Wikipedia

 Venus y Adonis- The Hermitage- St- Petersburg-





No hay comentarios.:

Publicar un comentario