Café Poema

Cuando los sueños se convierten en poesía…


23 de enero de 2015

LLEGUÉ A UN PUNTO DE MI VIDA...


Permiso Meryl, para tomar tus palabras y hacerlas mías.

"Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. No tengo paciencia para el cinismo, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme. Ya no dedico un minuto a quien miente o quiere manipular. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío. No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no merece mi paciencia" (Meryl Streep).


No sé si es auténtico pero circula en la red
y me parece interesante y justo. 
Tal vez muchos lo han leído, no está
demás recordarlo.
Yvette Ruben A

2 comentarios:

  1. En la diversidad de la humanidad existen los aduladores, los que aman ser adulados, los pesimistas,los extravagantes, los cínicos y en general, un sin número de actores que en algún momento se cansan de interpretar personajes que no le son naturales.
    Es el tiempo de madurez que les muestra en un espejo, la realidad de lo que han vivido y pueden llegar en ese instante, a ser realmente honestos consigo mismos. Y es cuando se desprende del alma todo el disfráz que se vistió hasta entonces.

    ResponderEliminar
  2. Daniel, gracias por compartir. Haces un análisis del ser humano que te enseña
    a entender y comprender. Nunca se termina de aprender, son bienvenidos tus
    sabios comentarios.

    ResponderEliminar