Café Poema

Cuando los sueños se convierten en poesía…


25 de marzo de 2015

BARICHARA, PUEBLO SIN TIEMPOS



Todavía existen personas que aman y cuidan la naturaleza.
Que escuchan el cantar de los pájaros y que ruegan por
el silencio.
Todavía existe quien se extasíe por una flor, por el trino constante de los pájaros, o por cascadas que en su recorrido, acarician piedras monumentales.
Comer en vajillas de barro, sentarse a contemplar el infinito,
respirar el aire puro que aún queda en rincones remotos y es el caminante, quien nos dice por dónde seguir la ruta.
El tiempo no existe, que más da si es diez o cuarenta minutos,
lo importante es llegar.

Imposible quedarse; nostalgia de partir.
Cómo llevar en el alma lo visto, lo palpado, lo vivido?
El color verde de los cactus, las enredaderas buscando la energía del sol,
la bruma del atardecer y la frescura mañanera, el alucinante viaje a las galaxiascon Danielle y sus cuencos en percución.
Quisiera atraparlo todo, llevármelo en la piel, vivir con el blanco
óptico de las casas y sus puertas de colores primitivos.
Cómo olvidar lo que nos llena de vitalidad, la gente que todavía no conoció la maldad ni la mentira?
Cómo olvidar, si ya quedó gravado en mi alma.
Yvette Ruben A


Saliendo de la ciudad






La hospitalidad de nuestros anfitriones














El pueblo y sus habitantes

















Gracias a Carlos Alvarez que con su paciencia y amabilidad me guió y enseñó acerca de la cultura y esencia de este pueblo maravilloso, como lo son sus habitantes.



























8 comentarios:

  1. En estas imágenes, no parece que halla pasado el tiempo por ellas y los personajes estén libres de los problemas mundanos. Imágenes puras y sedantes.

    ResponderEliminar
  2. Así es José María, es un pueblo "quieto" y a la vez, tiene mucha energía, sin polución y
    su gente es amable y educada.
    Tu percepción es de alta sensibilidad.
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Gracias Yvette, has aprovechado bien el tiempo. Estas cosas enriquecen el espíritu. Gracias a Ti.

    ResponderEliminar
  4. José María, qué más decirte que Gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Es el pueblo donde deseo vivir los últimos años de mi vida, deseo respirar ese aire de paz y tranquilidad, es lo que más he anhelado.

    ResponderEliminar
  6. Si María, es hermoso y se respira paz por todos los
    rincones. Ojalá se cumplan tus deseos...

    ResponderEliminar
  7. a la señora Yvette ,muchas gracias, fui quien tuvo el gusto de guiarla por mi pueblo, y espero de corazon que regresen pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, que emoción saber de ti. Cuéntame como estás.
      Claro que quiero volver, es la distancia que se interpone,
      quizás algún día. Escríbeme tu teléfono para llamarte.
      Gracias por la compañía y por el comentario.

      Eliminar