Café Poema

Cuando los sueños se convierten en poesía…


4 de marzo de 2015

EL LEÑADOR Y LA MOTOSIERRA


Un fuerte aguacero derribó este eucalipto

ya entrado en años.
La raíz cedió y el árbol aterrizo con toda
la fuerza de su peso.
Me llamó la atención como todos los fenómenos
de la naturaleza.
Ver sus entrañas y una corteza
multicolor como pintada por el mejor artista.
En algunas zonas se notaba la vejez tras paso
del tiempo.

El leñador con su motosierra, comenzó una
labor de varios días.
Me miró extrañado al ver mi fascinación con
cada pieza que salía de los cortes para convertirla
en leña.

Maravillada, le pedí unas piezas redondas para
usar de decorado o de mesa si era posible.
También escogí un tronco que hoy hace parte de las esculturas en la casa.
Todos los días voy a mirar el proceso y
sentir el fragancia embriagadora de la madera.
El escenario es cautivante.









1 comentario: