Café Poema

Cuando los sueños se convierten en poesía…


16 de mayo de 2015

Un cuento


ELLA

Se casó dos veces con el mismo hombre. La segunda, en la juventud de la vejez, como dicen ahora.
No supo  en qué momento se enamoró y compró el Universo para
llevarlo con ella a donde fuera.
Era su vida, su sentir, y en él habitaba su alma.
Cuánto amor había, no se sabe, no calificaba en el mundo de
la razón.
Descubrió que existía el sol, la luna y las estrellas,
los mares y las montañas.


Siempre de blanco, caminaba descalza sobre la tierra, buscando
el camino, descubriendo atajos, quebradas y bosques desconocidos
por el hombre.
Eran dos cuerpos en uno y una sola piel, con perfume de eternidad y deseos infinitos.
Él, no se cansaba de mirarla, de buscar en los rincones de su alma,
de acariciar su belleza.


Quería hacerla eterna y a la vez inalcanzable, para seguir luchando
en conseguir su amor. Así, navegarían por el espacio, recorrerían
galaxias y tocarían el cielo con las manos.
Qué tanto tiempo vivieron así, nadie lo sabe. Dice la leyenda que en las noches de luna llena, se ven sus siluetas reflejadas en ella, tomados de la mano y del amor.
Yvette Ruben A



2 comentarios:

  1. Demasiado bonito para llevarlo a la realidad.....pero los sueños, a veces, se pueden vivir. Aunque sea en el alma. Precioso!

    ResponderEliminar
  2. Gracias José María, me alegra te gusten mis cuentos
    y me anima a seguir…tus comentarios son valiosos.

    ResponderEliminar