Café Poema

Cuando los sueños se convierten en poesía…


4 de junio de 2015

Ciudad sin nombre, un cuento

Aterrizando

Ciudad sin nombre, un cuento


Le dicen La Caldera del Diablo porque alguien le vendió sus tierras al Diablo y a él no le gustaba el color verde y la convirtió en edificios de cemento. Luego le puso seres humanos que
se convirtieron en robots, que tuvieron robóticos.
Fueron domesticados y ahora no saben quienes son.
Llega mucha gente a visitar y se maravillan con las luces de neon y el ruido.
Aturdida, voy de un lado a otro buscando una simple
palmera, pero nadie sabe que es eso; hablan otro idioma.
Yvette Ruben A

In memoria


No hay comentarios.:

Publicar un comentario