Café Poema

Cuando los sueños se convierten en poesía…


23 de octubre de 2015

Para Blasco / Ensayo/ "Lo que dicta mi corazón"


Soy niña y
mi cantar no tiene voz,
 soy invisible.
Observo lo que está frente a mi,
el tiempo que corre,
la bicicleta que domino a mi antojo.
No soy agraciada y me veo langaruta,
de ojos grandes y brillantes
envidia de la estrellas.
Siempre los pantalones cortos,
espigada de piernas y brazos.
No busco el amor ni el afecto,
no lo merezco.
Me hago invisible y de esta manera
soy dueña de mi ser, de lo que creo
y persigo.
Pero hay oscuridad, castigo para
la inquietud de niña traviesa.
Todo tiene aroma,
si es dulce mejor será
y en su momento llegará.
Siempre me escondo, busco
refugio, me protejo.
Nadie entiende, nadie ve.
Las nubes se mueven dando
paso a mi querido sol
Soy niña, soy mujer
las mujeres no piensan
seguimos el paso con la cabeza
baja y los hombros caídos.
Yo pienso y me celebro,
me gusta la vida y donde estoy…


Yvette Ruben A

No hay comentarios.:

Publicar un comentario