24 de abril de 2015

La quebrada, mi primer video




En un lugar remoto, muy cerca al paraíso,
está la quebrada.
Cercada por vegetación nativa acaricia milenarias rocas,
donde gansos y patos han hecho su hogar en comunidad.
Árboles frutales y toda clase de plantas, crecen en libertad
sabiendo que no serán violadas por la mano del hombre.
Aldo, guardián del lugar, cree firmemente en la energía de la tierra y que los sueños, son realidades que se cumplen cuando se cree en ellos.
La sinfonía celestial de la caída del agua no cesa, ni el convivir con pájaros, insectos y cuanto animal decida tomarlo por hogar, no perturba la tranquilidad.
Este jardín exótico y exuberante que crece y se acomoda a su capricho, supervisado por la cariñosa mirada del Creador,
es un canto poético a la tierra, a la vida.

Yvette Ruben A