Café Poema

Cuando los sueños se convierten en poesía…


10 de diciembre de 2017

La vida

La vida
Recorro mi interior lentamente
buscando mi sentir.
Se me aparece la Vida con sus
cuatro estaciones; soleadas, lluviosas,
ventosas y blanco nieve. 
Con sonrisa maliciosa me pregunta:
Mujer, te concederé un deseo nada más y
dime; ¿que estación quisieras vivir de nuevo?
Temerosa y meditabunda me encojo como
un caracol dentro de mi y no encuentro una respuesta.
Tras un rato, se aclara mi mente y le digo:
Gracias Vida, ninguna es mejor que la otra,
yo solo quiero vivir en ti mientras haya amor.
Entonces vive, me responde ella; libera tu mente
y espíritu, abandona el miedo, reconoce tus valores,
escucha tu corazón, vuela con el viento de otoño,
acariciate con el mar del verano, perfúmate con
la primavera y haz del invierno un cálido refugio.
Mis alas se despliegan y todo resplandece.
Llegó la hora de volar.
Alas




No hay comentarios.:

Publicar un comentario