Una manera de ver y sentir

12 de junio de 2018

Escondrijos

De vez en cuando pienso sin fantasear
y se me complica la razón.
¡La vida!
Esa realidad en la que deambulamos 
mientras andamos el camino 
donde nos pusieron sin preguntar.

Tan corta e impredecible.
Tan humana e inhumana.
Tan placentera e incorrecta.
Tan hermosa y aterradora.
Tan alegre y triste.

Entonces, me voy por los rincones del alma 
a encontrar los escondrijos que tengo
para hacerla extraordinaria.


Es que su esplendor me ciega
y soy extravagante,
juguetona y sin juicio.
Y allí es donde me ilumino
encontrando maravillas,
enamorándome ciegamente
y perdiéndome en la inmensidad del Universo. 
Y aquí estoy, en mi escondrijo…
YvetteRubenA

Y a lo lejos, se escucha el lamento de un violín.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario